DOMINGOS DE CUENTO: RIQUEZA Y POBREZA.

21 de septiembre

SALUD Y BIENESTAR

Buenos días y feliz domingo!

Tras un par de domingos de ausencia, volvemos con los Domingos de Cuento. En esta ocasión el cuento es sobre la interpretación que cada persona hace de los conceptos de riqueza y pobreza, me ha parecido un cuento precioso que da que pensar, y es que en los tiempos actuales el concepto riqueza parece que solamente está vinculado a lo material, al dinero, al lujo, … olvidándonos de dónde reside la verdadera riqueza.

Os deseo un precioso último domingo de verano, y es que este martes empieza mi estación preferida, el otoño!

cuento

 RIQUEZA Y POBREZA

Un día, un padre de familia rica y muy acomodada, llevó a su hijo de viaje al campo, con el firme propósito de que el joven valorara lo afortunado que era de poder gozar de tal posición, y se sintiera orgulloso de él.

Estuvieron fuera todo el fin de semana, y se alojaron en una granja con gente campesina muy humilde. Al finalizar el viaje, de regreso ya a casa, el padre preguntó a su hijo:

- “¿Qué te pareció la experiencia?”

- “Buena”, contestó el hijo con la mirada puesta en la distancia.

- “¿Te diste cuenta de lo pobre que puede llegar a ser la gente?”

- “Sí, papá”

- “¿Y qué aprendiste, pues?”, insistió el padre.

- “Muchas cosas, papá…que nosotros tenemos un perro y ellos tienen cuatro… nosotros tenemos una piscina con agua estancada que llega a la mitad del jardín… y ellos tienen un río sin fin, de agua cristalina, donde hay pececitos y otras bellezas… que nosotros tenemos lámparas importadas para alumbrar nuestro jardín, mientras que ellos se alumbran con las estrellas y la luna… que nuestro patio llega hasta la cerca, y el de ellos abarca el horizonte… que nosotros compramos nuestra comida… ellos siembran y cosechan la de ellos… nosotros cocinamos en cocina eléctrica… ellos, todo lo que comen tiene ese glorioso sabor del fogón de leña… para protegernos, nosotros vivimos rodeados por un muro, con alarmas… ellos viven con sus puertas abiertas, protegidos por la amistad de sus vecinos… nosotros vivimos conectados al móvil, al ordenador y al televisor… ellos, en cambio, están conectados a la vida, al cielo, al sol, al agua, al verde del monte, a los animales, a sus labores agrícolas… tú y mamá tenéis que trabajar tanto que casi nunca os veo… ellos tienen tiempo para hablar y convivir cada día en familia…”

Al terminar el hijo el relato, el padre se quedó mudo. Entonces, su hijo añadió:

- “¡Gracias papá, por haberme enseñado lo pobres que somos, y lo ricos que podemos llegar a ser!”

7 COMENTARIOS

Compártelo

¿Te ha gustado? ¡Pues muchas más cosas te estan esperando! ¿Te animas?

7 COMENTARIOS;

  1. yolybel1000

    Hola preciosa, un cuento genial, menuda enseñanza le dio el hijo al padre…Ciertamente no se sabe valorar lo que se tiene o no tiene uno y no me refiero precisamente a lo material…Soy una persona que valora por encima de todo el amor, el cariño, los besos, abrazos, sonrisas… dados con el corazón, que no se venden ni se compran pero que si que te hacen sentir muy rica :), feliz domingo, me ha encantado la vuelta de domingos de cuento…recibe besos de corazón :)

    Responder
  2. ana

    Todo depende con el cristal con el que se mire…y de lo feliz que cada uno sea con lo que tiene.
    Es un cuento precioso…como tu web. Tienes mucha luz Laura .
    Feliz domingo princesa.

    Responder
  3. Andrea

    Precioso cuento. Y más me has gustado el giro que le da al cuento que sea el hijo quién abra los ojos al padre. Siempre creemos que somos nosotros quienes tenemos que enseñar a los niños y no es así. Muchas veces son ellos quienes nos enseñan a nosotros.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>